Sobre nosotros

Un poco de historia

 

 

Nicanor y Catalina

En 1940 Nicanor y Catalina fundan, en Lugo, la Empresa: La Bolsera Gallega, dedicada a fabricar sobres y bolsas de papel. Para ello se instalan en un local de la calle Noreas, con unas características determinadas: casi tanta superficie cubierta como al aire libre.

Las bolsas, de fondo hexagonal, que se emplean, por entonces, para envasar todo tipo de productos de alimentación (azúcar, harina, garbanzos, fruta, churros…) y planas otras (utilizadas, por ejemplo, por fotógrafos y joyerías), se hacen a mano, ayudándose de moldes de madera y colas de pegar, tan densas, que necesitan secarse como la ropa, al sol.

Un ejército de personas, en su mayoría mujeres, intervienen en el proceso de fabricación, compitiendo, incluso, por ver quién es capaz de producir más cantidad de bolsas por hora.

 

Luis y Pepita

La temprana muerte de Nicanor llevó a Luis, ayudado primero por su madre y hermanos, y, más tarde, cuando se casó, con su esposa Pepita, a hacerse cargo de la Empresa. Introdujo maquinaria para la fabricación de las bolsas, y aumentó la oferta de productos a la venta, que se ceñían, hasta ese momento, al envase y el embalaje.

 

En el despacho de la calle de las Noreas ya se podían comprar: artículos escolares (la entrañable Enciclopedia Alvarez, o las pizarras y libretas…), para la oficina (apuntaban marcas como Waterman o Pelikan)

 

También vendían adornos para fiestas, productos desechables para confiterías y hostelería, bolsas de plástico, etc.

 

Jose Luis y Clara

Una vez más, la historia se repite y con tan solo 48 años, muere Luis.

José Luis y Clara toman el testigo del negocio y, todavía muy jóvenes, se enfrentan a todo un mundo empresarial inmenso y desconocido. Recuerdan y afrontan varias crisis: la transición a la Democracia (con las primeras elecciones la gente tenía miedo de que hubiera otra guerra, y no se atrevía a gastar), las crisis del petróleo, el 23 F…, pero siempre miran hacia delante y procuran innovar y mejorar.

 Su inquietud los lleva a visitar ferias internacionales y contactar, para incorporar a la oferta de su negocio, las mejores marcas del ámbito de la papelería.

 Conscientes de que un buen producto requiere una buena puesta en escena, en 1990 abren un nuevo centro en Ronda de la Muralla, con una superficie mayor que la de calle Nóreas, y un concepto, por entonces, pionero, de autoservicio.

 

Centro Comercial

Conservando el nombre original: La Bolsera Gallega, rebautizarlo añadiendo: Centro Comercial de Papelería, por aclarar, quizás, que no sólo se trata de vender bolsas, sino de todo lo relacionado con la papelería y afines. Es ahora cuando las grandes marcas del sector (Montblanc, Delta, Faber Castell, Cross, Piquadro, Samsonite, Parker, Waterman…) quieren estar representadas y encuentran, en La Bolsera Gallega, una óptima exposición.

En 1993 surge la posibilidad de abrir otro local en la calle Obispo Aguirre. Esta tienda, de dimensiones menores que la de la Rda. De la Muralla, no tiene el producto de tipo industrial (el embalaje, el de hostelería....) pero se pretende con ella prestar una mejor atención al público “gourmet”.Funciona muy bien, pero llega un momento en que se queda pequeña, al igual que la de Rda. Muralla, y por ello, el comprador se ve obligado a desplazarse de una a otra para adquirir tipos distintos de producto.

 Pensando, una vez más, en la comodidad del cliente, se decide abrir un nuevo centro, de mayores dimensiones (más de 650 metros cuadrados de exposición) reuniendo en él las dos tiendas, y sin perder ninguna de sus señas de identidad: autoservicio pero exquisita atención personalizada.

 

Instalaciones

La nueva Bolsera Gallega, situada y abierta desde primeros del mes de Marzo de 2010, en Rúa Castelao, 16, llama la atención tanto por sus dimensiones, su distribución por sectores o su moderno concepto de exposición, como por el efecto de la luz natural que recorre su interior.

Ofrece, como ya venía haciendo, todo tipo de productos para envase y embalaje, para empresas y para el consumidor final, anónimos o personalizados. Productos desechables, para hostelería, uso doméstico o sanitario.

Material escolar Material y maquinaria para oficinas (encuadernadoras, destructoras, guillotinas, grapadoras…)Adornos para fiestas Invitaciones y detalles de regalo para ceremonias (bodas, bautizos, comuniones…)

Somos especialistas en primeras marcas de escritura, con series limitadas exclusivas de Montblanc, Delta, Faber Castell, Cross, Parker, Waterman…Artículos de piel y para negocios y viaje de Samsonite, Markiaro, Piquadro, Nava, Filofax…

 

Los Premios

La intachable trayectoria de esta Empresa de Lugo, con su elevado nivel de calidad, le ha valido la obtención de varios premios: de objetivos, de presentación de productos, de escaparates…que suponen un reconocimiento a unos valores que han combinado tradición y vanguardia en sus más de 70 años de historia.